Gracias por Defender

  • Premio de derechos humanos, 10 años reconociendo la defensa de los derechos humanos.
  • Dos mujeres ocupan el panel de los galardonados, dos procesos colectivos también fueron homenajeados.

Bogotá, 21 de octubre de 2021. A través de un acto público de reconocimiento se dieron a conocer los nombres de los ganadores y ganadoras del Premio Nacional de Derechos Humanos en Colombia, décima edición, un evento que desde hace 10 años viene respaldando la defensa de los derechos humanos como una labor legítima que debe ser reconocida por la sociedad y que encarnan diferentes y diversas de luchas sociales en todo el país.

Este año el grupo de galardonados quedó conformado por dos mujeres en las categorías Defensora del Año y Defensora Toda Una Vida respectivamente, destacadas por sus luchas en favor de las mujeres campesinas y afro; y por dos procesos colectivos, nivel comunitario y nivel ONG acompañante, los cuales representan la lucha de miles de personas que en Colombia han visto menoscabado sus derechos, tanto en zonas rurales como urbanas.

Ganadores y ganadoras

Categoría 1: “DEFENSOR O DEFENSORA DEL AÑO”: Aquella persona que por su trabajo desarrollado en el último año es testimonio significativo de la defensa de derechos humanos. La denominación se refiere a trabajos destacados, realizados por una persona, durante el último año. 

Luz Marina Becerra Panesso

Desde comienzos del siglo XXI se ha enfocado en la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres, en especial de afrodescendientes víctimas del conflicto armado. Esta búsqueda la ha abanderado desde la Coordinación de Mujeres Afrocolombianas Desplazadas en Resistencia (La Comadre), que hace parte de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (Afrodes). Ha trabajado por el empoderamiento político de las mujeres; asesorado la creación de consejos comunitarios urbanos de comunidades desplazadas; instruido a las mujeres para decidir sobre su cuerpo; contribuido en procesos de fortalecimiento económico para la erradicación de la pobreza de mujeres afrocolombianas víctimas del conflicto armado; y documentado, bajo un enfoque de género, la violencia que han padecido comunidades negras.

Categoría 2: “EXPERIENCIA O PROCESO COLECTIVO DEL AÑO”: Aquella experiencia colectiva que se destaque por su trabajo de defensa de derechos humanos desarrollado en el último año en dos modalidades:

 2A) Nivel Proceso Social Comunitario

Consejo Comunitario Mayor del Río Anchicayá

Organización del municipio de Buenaventura, departamento del Valle del Cauca. Orienta la protección de los recursos naturales y del ambiente, defiende el territorio, protege la identidad étnica y cultural de las comunidades que lo integran, y motiva la participación de sus pobladores en el desarrollo de actividades que propenden por una mejor calidad de vida. Es considerado ejemplo de resistencia tras ganar un proceso judicial contra los responsables del desastre ambiental generado por un vertimiento de por lo menos 500 mil metros cúbicos de sedimentos a la cuenca de río Anchicayá realizado durante labores de mantenimiento de la central hidroeléctrica ubicada en la parte alta del afluente entre el 23 de julio y el 26 de agosto de 2001.

2B) Nivel ONG, Colectivo u ONG Acompañantes

Campaña Defender la Libertad: Asunto de todxs

Red de organizaciones sociales, estudiantiles, culturales, comunales y de derechos humanos que, desde 2012, denuncia las detenciones arbitrarias, la persecución judicial y la criminalización de las protestas en el país. Actualmente, promueve la conformación de una Red Nacional de Comisiones de Verificación e Intervención de la Sociedad Civil en escenarios de movilización social. Se enfoca en realizar un trabajo coordinado para documentar y enfrentar el uso ilegal y excesivo de la fuerza, así como la retención y traslado por protección de manera arbitraria por parte de las autoridades policiales. Esto se usa como mecanismo de persecución y represión contra las personas, que, individual o colectivamente, reclaman y promueven derechos humanos a través de la movilización social.

Categoría 3: RECONOCIMIENTO “A TODA UNA VIDA” a Defensor o Defensora por su valor, “perseverancia”, y “presencia” en la defensa de derechos humanos, con mínimo 30 años de trabajo en Colombia.

Aida Marina Quilcué Vivas

Es una lideresa social perteneciente al Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) que desde hace más de 30 años defiende los derechos de los pueblos indígenas y promueve los principios de unidad, cultura, territorio y autonomía, invitando a preservar los conocimientos propios y fomentando la defensa y preservación de su pueblo étnico. Su proceso de liderazgo ha contribuido a la reivindicación del papel social y comunitario de las mujeres indígenas, lo inició como promotora de salud de la Asociación Indígena del Cauca (AIC) y como autoridad en el resguardo Piçkwe Tha Fiw, ubicado en la vereda La Villa, en el municipio de Páez, departamento de Cauca, y luego asumió la coordinación del programa de salud y atención al comunero en la AIC y el Consejo Regional Indígena del Huila (CRIHU).

Diakonia y Act Iglesia Sueca, expresan un agradecimiento a todas las personas que en Colombia defienden los derechos humanos, en espacial a las que hoy han sido reconocidas. Es sabido que defender los derechos humanos es una labor de alto riesgo y que muchas personas han sido amenazadas, agredidas y más grave aún, asesinadas por hacer este trabajo. Por eso hoy se honramos su vida.

Gracias por defender.

Catalina Vásquez Cardenas
Comunicación y medios

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin